Desde hace algunas semanas las temperaturas han comenzado a bajar, sobre todo por las mañanas y tardes, prueba inequívoca de que el otoño -por fin- comienza a manifestarse.

Y así como lo hacemos con nuestra ropa, es importante que preparemos nuestra casa para los meses más fríos, no sólo por un tema estético o de comodidad, sino también funcional y de eficiencia.  Como sabrás, las cuentas de luz y gas tienden a subir en esta época, por eso, te queremos entregar algunos tips con los que podrás tener tu casa linda, y de paso, ahorrarte algunos pesos.

Living con futón color cafe, pouff, alfombra y lampara de mimbre
Ver futones y sofás | SODIMAC

1. Aliados de la luz

Durante otoño e invierno tenemos menos horas de sol, por lo que te invitamos a que la aproveches al máximo. Para que los rayos de luz te ayuden a mantener el calor dentro de casa, mantén las cortina y persianas arriba desde temprano, y sólo ciérralas cuando el sol se haya escondido.

Por la noche, aprovecha las ampolletas de luces cálidas, es decir, de tono anaranjado. Por supuesto, elige aquellas de bajo consumo para que tu cuenta de luz no se dispare.

Ventana con cortina de terciopelo celeste y poltrona gris
Ver cortinas y rollers | SODIMAC

2. Calefacción

Es importante que te informes acerca de cuál es la mejor opción de calefacción para tu casa o departamento. Alternativas hay muchas: estufas, calefactores, aires acondicionados, termo ventiladores, etcétera. Sea cual sea el sistema, debes tener en cuenta lo siguiente:

Temperatura para cada hora del día

Las necesidades de temperatura no son las mismas durante las 24 horas del día. Cuando hay personas, lo ideal es mantener el espacio a 21 º C. Un buen indicador es que consideres que no debes estar de manga corta dentro de casa, sino cómodamente vestido para la época de invierno, es decir con un chaleco o una prenda similar.

Por la noche, al contrario de lo que muchos piensan, es necesaria un temperatura menor para conciliar el sueño, cercana a los 17 º C.

Temperatura constante

Lo óptimo es que tu casa siempre tenga una temperatura constante, evitando los golpes de calor que lo único que hacen es consumir más energía.

Living con poltrona cafe, sobre alfombra y estufa
Ver estufas | SODIMAC

3. Buen aislamiento

Si queremos mantener el calor en casa, entonces debemos tener cuidado con las fugas, y empezar a fijarnos en ella en cuanto llega el otoño.

¿Sabías que hasta el 30% del calor que pierde tu casa es por puertas y ventanas mal ajustadas?

Para eso, te recomendamos usar protectores bajo las puertas o cintas aislantes térmicas que puedes poner en los marcos de las ventanas fácilmente.

ventanas con cortinas roller
Ver burletes para puertas y ventanas | SODIMAC

4. Ropa de cama adecuada

Al igual que con el vestuario, poner capas de ropa en tu cama es una buena idea en invierno. Pon las mantas y frazadas de menor a mayor espesor por si necesitas ir retirando algunas durante la noche.

Si eres de los que pasa frío fácilmente, entonces agrega frazadas de polar que te mantendrán [email protected] mientras duermes. Por el contrario, si prefieres mantenerte más liviano, un buen plumón, sintético o de plumas, resultará muy cómodo.

Para el día, puedes agregar un chal a los pies de tu cama, para cuando necesites tapar tus pies mientras lees o ves televisión.

Dormitorio con cama abatible y ropa de cama abrigada
Ver ropa de cama | SODIMAC

5. Alfombras

El suelo es el elemento de la casa que mayor pérdida energética tiene. Por eso, las alfombras son una muy buena opción para darle calidez a tu casa, sobre todo si tienes piso de cerámica o flotante.

Si bien no son aislantes, sí tiene la capacidad de conservar las temperaturas.

Úsalas en todos los espacios de tu casa, sobre todo en dormitorios y el living, lugares de mayor uso y tránsito.

Living con alfombra beige, sofa beige y mesa y silla doradas
Ver alfombras | SODIMAC

6. Decora con calidez

Aunque no lo creas, agregar los detalles correctos en tu decoración ayudará a generar mayor sensación de calidez en tu casa.

Por ejemplo, puedes cambiar las fundas de cojines por unas de telas más gruesas o derechamente de lana.

Las velas y guirnaldas de luces también serán tus aliadas, mientras que los colores oscuros y cálidos te ayudará a conservar más tiempo el calor, ya que absorben y retienen por más tiempo la luz.

Sofa gris con cojin en tonos rojos y cojin de bolitas de lana
Ver cojines decorativos | SODIMAC

¿Qué te parecieron estos consejos? ¡Esperamos que los pongas en práctica y disfrutes al máximo tu casa este invierno!

Para más consejos e ideas para mejor el bienestar, ¡no dejes de visitarnos en nuestra sección especialmente dedicada a ello!