Los días fríos llegaron, quedarse en casa parece ser el panorama ideal, y si es en la cama, viendo una buena película y con un chocolate al lado, ¡cuánto mejor!

Por eso mis elegidos de este mes están enfocados en cómo lograr una cama perfecta. No importa si la disfrutas sola, acompañada, o con los niños, la cama es un espacio íntimo y al que debemos ponerle atención.  Es el lugar para desconectarse, descansar y relajarse.

Respaldo cama:

Les aconsejo siempre tener un respaldo de cama, no sólo por razones estéticas, sino también prácticas. El respaldo permite tener una superficie de apoyo para la cabeza, y evita que el muro se ensucie si nos apoyamos en él constantemente.

En este caso elegí una alternativa de estilo vintage. De color neutro, va bien con cualquier cubrecama, manta o cojines que quieras poner. Además, el look capitoné con los botones le da un aire elegante y atemporal.

RESPALDO CAMA – HOMY

Cojín Bali:

Si hay algo con lo que jugar en la decoración de la cama es con los cojines. Son fáciles de cambiar, de lavar y de combinar.

Este de colores fuertes, lleno de hojas y flores me recuerda el verano, y de seguro alegrará cualquier cama. Combínalo con un plumón liso para no competir.

Quilt bicolor:

Últimamente he estado muy obsesionada con el color gris, así es que este quilt bicolor me viene de maravillas. Si me aburro del más oscuro, lo doy vuelta y listo.

Plumón antialérgico:

Un buen plumón no sólo debe mantenernos abrigados, sino también ser amigable y cuidar nuestro cuerpo. Para los alérgicos, éste es ideal.

Manta sherpa:

¿Cómo se verían durmiendo una siesta con esta manta peludita encima?

Velador:

Y el complemento más importante de una cama es un buen velador: que sea lindo y que cumpla con nuestras necesidades. Este me gustó mucho porque es de líneas modernas, simples y además tiene muchos cajones donde guardar cosas. ¿Qué más se puede pedir?