Si tienes un espacio pequeño, donde no caben tantos muebles, o donde se llevan a cabo muchas actividades, es necesario crear límites que los definan, no sólo por una necesidad visual, sino también funcional. Para conseguirlo, ¡nada mejor que un toque de color!

Con la decoración de pintura en tus paredes podrás renovar un espacio fácilmente, y sin gastar mucho dinero. Si aún no se te ocurre cómo hacerlo, aquí te dejamos 7 increíbles ideas.

1.- Escritorio

En estos tiempos en que el teletrabajo se ha vuelto cada vez más habitual, es común que el escritorio conviva con otros espacios como el dormitorio o el living. Para crear una oficina definida, sin tener que recurrir a muros o repisas separadoras, puedes crear un lindo arco sobre la mesa, usando un color que esté presente en el resto de la habitación.

Con esto, lograrás delimitar tu escritorio, y al mismo tiempo mantenerlo cohesionado con el resto del ambiente.

Puedes dibujar el arco del ancho del escritorio o un poco más grande, y en él puedes poner algunas repisas para tus artículos de oficina, carpetas o alguna decoraciones.

Un escritorio delimitado por un arco de color pintado a la pared.
www.josiemichelledavis.com

2.- Organizador de juguetes

La pieza de los niños puede transformarse en un caos fácilmente, por lo mimos, nada mejor que tener un lugar bien definido para cada cosa. Pinta en el muro un círculo de un color contrastante, y en él instala repisas flotantes donde tu hijo pueda dejar sus juguetes favoritos. De esta manera, sabrá perfectamente dónde deben ir, ¡organización y diseño al mismo tiempo!

Puedes crear uno grande, o jugar con dos o tres de diferentes tamaños y colores, cada uno para elementos distintos.

Dos ejemplos de dormitorios infantiles con un gran círculo pintado en la pared, con repisas flotantes para guardar juguetes y decoraciones en un espacio delimitado.
www.domino.com

3.- Recibidor

La decoración con pintura en paredes también quedará muy bien en espacios de paso, como por ejemplo el recibidor. Si tu hall de entrada es pequeño, o derechamente inexistente, agregar un bloque de color ayudará a crearlo y definirlo.

Un arco o un gran rectángulo de piso a muro, serán ideales para poner algunos colgadores para dejar carteras, abrigos, mascarillas o las llaves. En él , además, puedes poner un foco de muro o apliqué y así definir aún más el ambiente.

Si tu recibidor es oscuro, entonces prefiere colores claros o brillantes, como el amarillo, naranjo o rosa.

En el pasillo de la imagen hay un arco de piso a muro para ayudar a definirlo, y también un rectángulo de color amarillo vibrante para poner percheros.
www.thisgirllovescolour.com

4.- Respaldo de cama

Si eres de los que no usa respaldo de cama, entonces ¡crea uno con pintura! Será un lindo punto focal dentro de tu habitación, el cual podrás complementar con lámparas a cada lado que caigan desde el techo.

Para un dormitorio de adulto, puedes recurrir a los clásicos arcos, o jugártela con un diseño recto que vaya desde el piso hasta una parte del techo. Este efecto hará que la habitación se vea más alta.

Para un dormitorio infantil, puedes crear formas divertidas, como una nube, o combinar diferentes colores para crear un respaldo bicolor.

Un arco pintado en la pared simula ser un respaldo de cama, con una lámpara de techo al lado.
Ver pinturas Kolor | SODIMAC

5.- Repisas decorativas

Las repisas son versátiles, decorativas y súper útiles, así que, ¿por qué no destacarlas? Si tienes varias en un solo muro puedes pintar un círculo alrededor de cada una. Pueden ser de diferentes colores o usar variaciones de un mismo tono.

Esta idea quedará muy bonita en tu baño o cocina, ambos espacios donde suele predominar el blanco y los colores neutros.

Repisas de cocina destacadas con figuras geométricas pintadas de colores vibrantes.
www.thisgirllovescolour.com

6.- Zona de lectura

La decoración con pintura en paredes será muy útil para definir espacios de descanso u ocio. Un rincón de lectura es perfecto, ya que suele requerir muy pocos metros cuadrados: una esquina, junto a una ventana, bajo una escalera, o cualquier “espacio muerto” con el que cuentes, funcionará.

Dependiendo de tu estilo, podrás dibujar en el muro una figura geométrica divertida, no necesariamente simétrica. Usa el color verde si quieres conseguir un espacio tranquilo y que beneficie la concentración, azul si quieres favorecer la atención a algo específico (como un libro), o el morado si buscas un ambiente más sereno.

Puedes destacar una esquina pintando una figura geométrica en la pared, como muestra la imagen.
www.oldbrandnew.com

7.- Comedor

Esta idea será especialmente útil para espacios que combinan el living, comedor y cocina (un clásico de los departamentos actuales). Un toque de pintura sobre la mesa bastará para crear espacios diferentes y marcados.

Al igual que en el escritorio, puedes pintar una figura del ancho de la mesa y así lograr un agradable equilibrio visual. Una linda y decorativa idea será poner un cuadro o espejo en la franja de pintura, al igual que una lámpara de techo colgando justo al centro.

En un comedor, puedes pintar una figura geométrica de piso a techo, como muestra la imagen. También poner espejos o cuadros, y una lámpara de techo colgante.
www.elmueble.com

¡Ya lo sabes! Con un poco de creatividad, imaginación y color, podrás crear espacios dinámicos, funcionales y con mucha personalidad.

Regístrate en decolovers - el espacio de Sodimac para la decoración

Te puede interesar:

7 ideas para dar alegría a muebles y rincones con pintura