La simetría. Tan interiorizada que a veces ni siquiera nos damos cuenta de cuánto nos condiciona. Y es lógico en realidad. Hay muchas cosas que, casi por definición, van en pareja o agrupados de a dos: los cubiertos a los lados del plato, los veladores a los lados de la cama, los dos huevos del desayuno… ¡hasta los mismos humanos! Que somos también casi simétricos por naturaleza.

En decoración la simetría es valorada porque ayuda a crear armonía, equilibrio y orden. Sin embargo, un patrón simétrico muy repetido puede resultar cansador y poco original, y el equilibrio estético se puede conseguir sin necesidad de utilizar dos elementos idénticos o parecidos. Romper ese efecto espejo sin generar caos es a veces arriesgado y tal vez te cueste acostumbrarte al principio, pero una pieza que incumple la simetría “lógica” se siente más vivida, flexible y natural. Al fin y al cabo, la belleza está en el ojo de quien la mira y depende más de distancias bien medidas, justas proporciones y equilibrio que de simetría pura.

rompe con la simetria living

www.remodelaholic.com

Simetrías fáciles de romper

Los dos lados de la cama: ¿quién dijo que es obligatorio tener dos veladores iguales con lamparitas idénticas? Si son dos en la pieza, aprovechen para darle el toque personal a su lado de la cama. No hace falta poner un mueble con puertas; un taburete, una escalerita, unas maletas antiguas o unos cestos sirven. ¡Hay mil opciones! Si duermes solo, aprovecha un lado para colocar un mueble más práctico y el otro dedícalo a colocar cosas lindas que te guste tener cerca de la cama. Eso sí, aunque los muebles y las decoraciones sean distintas, recuerda guardar las proporciones para que el conjunto se vea armónico y completo.

rompe con la simetria dormitorio

www.homy.cl

Las sillas de comedor: Ahora que los comedores cada vez son más pequeños, tenemos la excusa perfecta para montar espacios eclécticos y entretenidos. Ya nadie va a mirarte raro porque tus sillas no sean iguales. ¡Al revés! Las sillas disparejas, de distintos estilos, materiales y colores son la ruptura perfecta de la simetría clásica. Ni siquiera hace falta que todas sean diferentes, con una será suficiente para conseguir el efecto.

rompe con la simetria comedor sillas distintas

www.bloglovin.com

Si tienes poco espacio y prefieres una opción un poco más funcional, anímate a colocar un banco en un lado y sillas en el otro. 

Los auxiliares en torno al sofá: Las dos mesitas, los dos pufs, las dos banquetas, las dos butacas… ¿Qué tal si las combinamos entre sí? Una mesita y un puf, por ejemplo, o dos mesitas, pero que sean totalmente diferentes.

rompe con la simetria

www.homy.cl

rompe con la simetria living

www.homy.cl

Los cuadros: Decorar los muros es siempre un gran desafío. Tal vez por eso muchas veces tendemos a elegir un par de piezas grandes y a colocarlas una al lado de la otra, o enfrentadas. Parece que así se consigue el efecto relleno y el tan deseado equilibrio. Sin embargo, se pueden lograr muros vestidos y armónicos, por ejemplo, con composiciones de forma de nube.

rompe con la simetria cuadros

www.cocolapinedesign.com

rompe con la simetria escritorio

www.homy.cl