No hay duda que iluminar tu casa en invierno es mucho más difícil que en verano, sobre todo temprano por la mañana y en las tardes. Por eso, hoy te queremos entregar algunos trucos para que puedas mantener tu hogar iluminado por más tiempo. ¡Vamos a ver!

Abre camino a la luz natural

Sin duda, lo más lógico es no detener la entrada de luz natural. Son varios los factores que pueden afectar, como una mala distribución de los muebles. Por eso, asegúrate que las ventanas estén libres, sin grandes elementos frente a ellas que detengan la entrada de los rayitos de sol.

Sala de estar de estilo boho chic con chimenea blanca, alfombra en colores tierra, sofá beige claro y sillones de cuero café. En ambos costados de la chimenea hay dos ventanas grandes, desde donde entra luz natural.
milkandconfetti.com

Prefiere colores claros

Los colores claros reflejarán la luz natural y artificial si quieres iluminar naturalmente tu casa. Por eso son perfectos para los muros y grandes muebles como sofás.

El total white está de moda, así que no temas a usarlo en cada rincón de casa, combinándolo con otros materiales cálidos como textiles y maderas.

Sala de estar con techos, cortinas y muros blancos, piso de madera y una gran alfombra de yute con diseños blancos. Sobre ella hay una mesa de centro de madera clara y frente a ella, un sofá blanco con cojines en tonos tierra.
adoremagazine.com

Espejos multiplicadores

Los espejos son uno de los mejores trucos para multiplicar la luz. Lo mejor de todo es que son tendencia, y gracias a esto encontrarás muchísimas alternativas de distintos tamaños y diseños.

Atrévete a poner uno de grandes dimensiones en el muro principal de una habitación, o en la pared que da justo frente a una ventana, de esta manera reflejará toda la luz que ingrese al espacio.

Dormitorio con muros blancos y piso de madera. La ropa de cama es blanca y terracota y frente a ella hay un gran espejo de estilo clásico que refleja parte de la cama.
Pinterest.com

Dile Sí a las Puertas vidriadas

Si tu casa cuenta con espacios más bien cerrados, que impiden el paso fluido de la luz, entonces las puertas y mamparas con vidrios, o completamente vidriadas, son una súper solución. Instalarlas permitirá mayor fluidez entre los ambientes, haciendo que -además- se vean más amplios.

Banqueta de mimbre con cojines en color gris azulado claro. Arriba cuelgan dos cuadros de paisajes similares y a su lado hay una mampara del mismo color de los cojines.
Pinterest.com

Cortinas delgadas y vaporosas

El tipo de cortinas que elijas también es muy importante a la hora de iluminar tu casa. En invierno las telas más gruesas son las favoritas, pero si necesitas mayor cantidad de luz en una habitación, opta por opciones más vaporosas y delgadas como complemento para el día.

Rincón de una sala de estar con una poltrona rosada de estilo clásico, una alfombra blanca ovalada, un canasto de mimbre con una manta blanca en su interior, una lámpara de pie y una mesa auxiliar dorada con un florero y un libro en su superficie. Junto al sillón hay tres ventanas con un delicado visillo rosa palo que atenúa la luz del exterior.
Pinterest.com

Evita las sombras muy marcadas

Potencia los espacios con luces continuas y parejas, de esta manera conseguirás que se vean más amplios e iluminados. Para lograrlo, instala diferentes puntos de luz, ya sea en el techo, muros, piso o muebles.

Comedor de diario con dos bancas empotradas de madera oscura, una mesa redonda pequeña y una silla de madera. Desde la ventana del fondo llega luz natural, pero igualmente hay una lámpara que cuelga sobre la mesa.
designshopinteriors.com

Prefiere las luces LED

Sabemos que tendrás que recurrir sí o sí a la iluminación artificial, y que las cuentas de luz tienden a aumentar durante esta época. Para esto, lo mejor será que te cambies a las ampolletas LED, cuyo consumo es menor que las ampolletas comunes.

Asegúrate que sean cálidas, sobre todo para espacios como el living o las habitaciones. También fíjate en su intensidad, ya que no todos los espacios necesitan la misma cantidad de luz.

Rincón de un living de muros y techo blancos. En este último hay tres focos empotrados. También se ve parte de un estante de estructura negra con madera clara, adornos negros y un par de libros.
de.paulmann.com

Luces decorativas

Las luces decorativas son otro gran recurso al que puedes echar mano. Son perfectas porque muchas de ellas funcionan a pilas o son recargables, por lo tanto, te ayudarán a disminuir el consumo energético.

Además, te permitirán iluminar aquellos espacios o rincones más difíciles. Eso, sin contar el gran poder decorativo que tienen. ¡Una buena alternativa por donde se le mire!

Detalle de un rincón boho chic donde se aprecia parte de una cortina mostaza, cojines estampados de colores, una planta, un adorno de pared de macramé y una planta con luces decorativas.
urbanoutfitters.com

anímate con un suelo claro

Ya vimos que los colores claros favorecen la luminosidad del espacio, por eso, pintar el suelo blanco, o escoger revestimientos de este color será una gran idea para iluminar tu casa durante los meses de invierno.

No sólo se verá súper trendy, sino que será muy fácil combinarlo con otros tonos, texturas y materiales. Y ojo, si no te animas con el blanco, el beige o gris claro también son una linda opción.

Sala de estar de piso, muros y techo blancos.
boligmagasinet.dk

Marcos de ventanas blancos

Si tus ventanas son pequeñas, entonces pintar los marcos blancos ayudará a que se vean más grandes. Este color, además, ayudará a que la luz se refleje de mejor manera, permitiendo una mayor iluminación en el interior.

Ventanas de marco blanco con cortinas roller de color beige claro. Las paredes son del mismo color de las cortinas. Hay un sillón blanco con un cojín en tonos neutros, un pouf del mismo estilo del cojín, una alfombra y una cuna blanca.
Pinterest.com

Espacios abiertos para que fluya la luz

Finalmente, una opción que tiene más relación con la construcción que con la decoración, pero que de igual forma es importante considerar, sobre todo si estás en busca de un nuevo lugar donde vivir. Los espacios abiertos siempre serán la mejor alternativa si quieres mejor iluminación.

Puedes conseguirlo, por ejemplo, con una cocina americana o un comedor integrado al living.

Amplio living comedor con tonos verdes y tierra. En este espacio abierto también hay muchas plantas, un comedor con sillas de diferentes estilos y diseños, y un sofá gris con cojines de colores.
Pinterest.com

Trucos que no fallan a la hora de iluminar tu casa este invierno. ¿Tienes algún otro que quieras compartir con nosotros?

Regístrate en decolovers - el espacio de Sodimac para la decoración

Te puede interesar:

7 ideas de iluminación para tu baño