Si estás aquí es porque, probablemente, estás teniendo algunos problemas para decorar tu dormitorio pequeño.

La buena noticia es que lograrlo puede ser más fácil de lo que piensas, gracias a algunos trucos visuales, los muebles correctos y la aplicación de los colores adecuados.

¿Quieres ver cómo pasar de un dormitorio mini a uno maxi en un abrir y cerrar de ojos?

1. Prefiere colores fríos

Pintar los muros con tonalidades frías generará la ilusión que las paredes se alejan. El verde, azul o gris son buenas opciones, además invitan a la calma y el descanso. Eso sí, úsalos en sus versiones más claras y suaves para que la habitación se siga viendo iluminada.

Dormitorio con ropa de cama blanca y una pared verde grisáceo muy claro, para que se vea más amplio e iluminado
www.homedeco.nl

2. Muebles con patas largas

Elige muebles que se separen del suelo, idealmente con patas largas y delgadas. Esto hará que se vean más ligeros y livianos en el ambiente.

Cómoda con patas separadas, en negro y color madera. La forma y disposición de sus patas de madera, hacen que la cómoda se vea "flotando" en el ambiente, y da la ilusión de que el espacio es más amplio.
Ver cómodas | SODIMAC

3. Multifuncionales

Aprovecha de elegir elementos que cumplan doble función, como una cama que se eleve y tenga espacio de almacenamiento, una banqueta que además sea baúl, o una mesa que se pueda plegar y esconder. Estas alternativas te ahorrarán un montón de espacio y harán que tu dormitorio pequeño se vea más grande.

La imagen está animada. Muestra una cama armada, que se puede guardar completamente en un clóset para convertirse en un escritorio.
Ver muebles de dormitorio | SODIMAC

4. Paleta monocromática

Elige un color que se repita a lo largo de todo el dormitorio, aunque sea en saturaciones diferentes. ¿Por qué? Porque así el ojo no percibirá grandes contrastes y el espacio parecerá más profundo.

Comienza por el color de los muros y luego aplícalo a diferentes elementos como muebles o textiles.

El dormitorio está decorado con una paleta de color monocromática, en este caso de azules. La pared, el respaldo de la cama y el cuadro tienen distintos tonos de azul.
www.chloeberk.com

5. Cortinas ligeras

A la hora de vestir tus ventanas, prefiere cortinas de telas ligeras y vaporosas por sobre las telas más gruesas. Al instalarlas, hazlo lo más alto posible, idealmente pegadas al techo, de esta manera crearán la ilusión que los muros son más altos.

Una cortina de una tela semi transparente, color claro. La tela ligera la hace ver muy liviana.
Ver cortinas y rollers | SODIMAC

6. Mantén ordenado

Puedes aplicar todos los trucos que quieras, pero si no mantienes el orden, no habrá mucho qué hacer. Para conseguirlo, utiliza cajas organizadoras que puedes esconder en el clóset, bajo la cama, en repisas o cajoneras.

Mantén una estética minimalista, despejada, donde lo que se vea tenga una razón de ser, ya sea por funcionalidad o decoración.

Una caja de organización para el escritorio, donde se ponen lápices, libretas y otros implementos, de una forma decorativa y práctica.
Ver cajas organizadoras | SODIMAC

7. Un mueble bajo la ventana

Por lo general, no es un espacio que se utilice mucho. Por eso, aprovéchalo con un mueble a medida o con alguna cajonera que además te otorgue espacio para almacenar o sentarte.

Una banqueta con cojines decorativos bajo una ventana.
www.stylebyemilyhenderson.com

8. 40 centímetros bastan

40 centímetros de fondo son suficientes para que puedas guardar ropa en una cajonera o estante. Por eso, prefiere muebles con estas medidas, antes que otros de mayor tamaño que interfieran en el tránsito o flujo de la habitación.

Caja de organización para poner dentro del closet. En este caso sirve para poner ropa, que se ve ordenado.
Ver organización de closet | SODIMAC

9. ¿Y el respaldo de cama?

Elige un respaldo de cama ligero, idealmente de madera clara o de fibras naturales. Evita aquellos de grandes dimensiones, hechos de tela o madera oscura, ya que achicarán tu dormitorio.

Puedes optar por opciones de baja altura, o por alguno de diseño vertical que invite a levantar la mirada hacia el techo.

Un respaldo de cama de madera con diseño, que combina muy bien con los otros elementos del dormitorio, como velador y la ropa de cama.
Ver respaldos de cama | SODIMAC

10. Veladores flotantes

Si tu dormitorio es pequeño, prefiere veladores flotantes que vayan directamente al muro. Los diseños simples y minimalistas serán ideales, sobre todo si son de líneas rectas.

Un velador flotante blanco que va pegado a la pared, sin patas.
www.elmueble.com

11. Añade un espejo

Los espejos aportan luz y amplitud al espacio, por eso, aprovéchalos para decorar y hacer que tu dormitorio se vea más grande. Aquellos de tamaño XL se verán muy bien colgados frente a una ventana o apoyados en el suelo.

Un espejo grande con marco de madera, apoyado en el muro del dormitorio.
Ver espejos | SODIMAC

12. Prefiere los apliqués

Los apliqués o focos que van al muro son perfectos para que no tengas que sacrificar espacio en tu velador. También puedes poner lámparas colgantes, sin pantalla y con ampolletas decorativas junto a tu cama.

2 Focos instalados directamente a la pared, apuntando a la cama en reemplazo de lámparas tradicionales que van sobre el velador.
Ver apliqués | SODIMAC

13. Estanterías de piso a techo

Si necesitas espacio extra para tus decoraciones, tus libros o algunas cajas organizadoras, entonces instala una estantería que vaya de piso a muro, de esta manera tu dormitorio se verá más alto. Aprovecha y elige un mueble con varios estantes, ojalá con puertas para que se vea más homogéneo y así evitar el desorden visual.

A ambos lado de la cama hay una estantería que parte desde el piso y llega hasta el techo. En ellas hay muchos elementos decorativos.
www.simplyspaced.com

14. Textiles lisos

Tu cama, sin duda, ocupará gran espacio en tu dormitorio. Por esto, prefiere textiles lisos, de colores claros y neutros que no saturen visualmente el ambiente. Para agregar notas de color, detalles y diseño, juega con los cojines o una piecera que aporte textura, profundidad y un contraste divertido.

La ropa de cama utilizada en este dormitorio es de color liso. Se trata de un beige claro, que combina con los cojines decorativos, el arte del dormitorio, varios adornos y la banqueta.
Ver ropa de cama | SODIMAC

15. Decora sin saturar

Un dormitorio pequeño también puede incluir decoraciones, lo importante es que elijas las piezas justas y adecuadas.

Prefiere pocos elementos de un tamaño mediano o grande, que aporten a que el ambiente se vea organizado y limpio.

Un escritorio con maceteros decorativos, un adorno y un cuadro.
Ver decoración de pared | SODIMAC

15 simples trucos con los que podrás decorar tu dormitorio pequeño y hacer que se vea más amplio. ¿Te gustaron? ¿Tienes algún otro que quieras compartir con nosotros?

Regístrate en decolovers - el espacio de Sodimac para la decoraciónTe puede interesar:

 

Tendencias de ropa de cama para decorar tu dormitorio