Si sueles recibir visitas constantemente, nada mejor que los poufs para acomodar a tus invitados. Versátiles, fáciles de mover y súper decorativos, aquí te dejamos 9 alternativas para que elijas aquellas que mejor van con tu estilo y decoración.

1.- Poufs que también te sirven como mesa

Una de las alternativas más versátiles, ya que también podrás usarla como mesita extra. En teoría, cualquier pouf funcionará, sólo debes asegurarte que tenga una superficie amplia y una estructura rígida que permita apoyar cosas encima. Si sientes que queda muy blando, puedes poner una bandeja y así obtener una base mucho más firme y segura.

Este tipo de mueble será ideal para cuando tengas invitados y necesites lugar extra para poner un picoteo, algunos vasos o lo que necesites.

Con la ayuda de una bandeja, puedes usar los poufs como mesa, igual que en la fotografía.
www.grayoakstudio.com

2.- Otomanas

Los poufs tipo otomanas son uno de nuestros favoritos. De estilo marroquí, son muy decorativos y cómodos, ya que suelen ser más altos y densos, ideales para cuando tienes visitas que no están tan acostumbradas a sentarse en este tipo de muebles.

Su estilo oriental hace que resalten en el espacio, y quedarán muy bien en una decoración nórdica o vintage. Puedes encontrarlos en cuero o eco cuero. ¿Los más comunes? Aquellos de color café, aunque en Sodimac también podrás encontrar su versión en blanco.

Poufs más densos y altos, combinan muy bien en los espacios.
www.saffronandpoe.com

3.- De estilo clásico

Los clásicos poufs de tela, redondos o cuadrados, son ideales si quieres moverlos de un lugar a otro. Su estilo atemporal hará que queden bien en cualquier habitación. Así, si lo sueles tener en tu dormitorio, puedes trasladarlo sin problemas al living cuando tengas invitados, y se seguirá viendo igual de estiloso.

Prefiere colores neutros como el beige o gris, de esta forma te asegurarás que combinen con todos los estilos.

Los poufs clásicos son fáciles de trasladar de un ambiente a otro.
www.decoholic.org

4.- A juego

Si quieres agregar más de un pouf a tu living, una buena idea es elegir un juego en el que vienen dos iguales.

  • Para un estilo más clásico y ordenado, puedes ubicar uno junto al otro, y así servirán -además- como cierre del espacio.
  • Si prefieres algo más suelto, puedes usarlos en ambientes separados, o dejar uno como asiento y el otro como mesa de apoyo.
Los pouf a juego se ven muy bien uno al lado del otro.
www.blog.scoutandnimble.com

5.- Tipo piso

Los poufs tipo piso son aquellos que tienen patas, por lo tanto, el asiento queda separado del suelo. Son ideales para espacios reducidos, ya que dejan ver hacia el otro lado aportando a la sensación de amplitud. Además, por lo general, suelen ser más livianos, característica que agradecerás si lo vas a trasladar regularmente de una habitación a otra.

Sobre los estilos, los de patas de madera son los más comunes, de look natural, se ven muy bien en espacios bohos o nórdicos. Por su parte, aquellos de patas metálicas, le darán un aire mucho más elegante a la habitación, y quedarán muy bien en decoraciones mid century o glam.

Los pouf tipo piso tienen patas que los separan del suelo, como las de madera en la fotografía.
www.ames-interiors-blog.com

6.- Estampados o con diseño

Florales, con motivos geométricos, o el clásico tejido “pata de gallo”, son muchas las alternativas de diseños y patrones para la tela de tu pouf. Si optas por esta opción, entonces prepárate para que se convierta en uno de los protagonistas de tu living.

Por lo mismo, ten cuidado con los muebles que lo acompañarán. Lo ideal será combinarlos con:

  • Otros de look más neutro.
  • Telas lisas.
  • Materialidades más sencillas como la madera.
El estampado blanco y negro del pouf lo convierten en el protagonista del living.
www.cuckoo4design.com

7.- Naturales

Si lo que buscas es un pouf o bancos de estilo natural, nada mejor que aquellos de madera. Sencillos y clásicos, le darán al espacio un look relajado y elegante a la vez. Son perfectos para el living, sobre todo para cuando recibes visitas, ya que su forma curva los hace ser muy cómodos, ajustándose perfectamente al cuerpo.

Si quieres mayor confort o darle algo de color, puedes agregar sobre ellos un pequeño cojín como complemento.

FOTO 7: https://www.sodimac.cl/sodimac-cl/product/6729428/wanco-de-madera/6729428/?queryId=9beae479-dc6c-47ac-9817-352aa4379d22

8.- De mimbre para el exterior

Si tu living está conectado a una terraza, balcón o patio, nada mejor que un pouf de mimbre para mover desde el interior hacia afuera. Livianos y fáciles de trasladar, se verán súper bien en ambos ambientes, combinados con madera y telas lisas o con patrones.

La ventaja del mimbre es que es bastante resistente, así que aguantará muy bien ambientes exteriores, expuestos al sol o la humedad.

Los pouf de mimbre son livianos, fáciles de trasladar y combinan bien con colores lisos y madera.
www.apartmenttherapy.com

9.- Tipo baúl

Finalmente, una opción súper funcional. Si buscas espacio extra de almacenamiento, nada mejor que un pouf tipo baúl, donde puedas guardar cojines o juegos de mesa para cuando recibas invitados, o para esconder aquello que no quieres que se vea, como los juguetes de los niños.

Los pouf tipo baúl otorgan espacio extra de organización
www.hunker.com

9 alternativas de poufs, funcionales y decorativas, ideales para todos los gustos. ¿Cuál es tu favorito?

POUFS Y BANQUETAS | SODIMAC