Nada mejor que disfrutar de una rica y relajante siesta en las tardes de invierno. Si eres de los que después de almuerzo busca el lugar perfecto para cerrar los ojos un rato (o por qué no, un par de horas), entonces no te puedes perder estas recomendaciones para una siesta ideal.

En este post, te mostraremos algunas ideas a las cuales puedes echar mano la próxima vez que quieras descansar y así trasformarte en un verdadero profesional de la siesta.

Un sofá futón doble en el living que se expande para convertirse en una cama.
Ver futones y sofás camas | SODIMAC

El sofá ideal

Una de las características de la siesta es que es muy versátil es términos de dónde llevarla a cabo. Y si bien la cama es una alternativa, nada se compara con un buen sofá.

Opciones hay varias, lo principal es que sea uno que tenga suficiente espacio para que te recuestas y apoyes tu espalda por completo. Lo ideal es que tenga un respaldo y cojines mullidos, que te “abracen” una vez que te sientes en ellos. Las telas que serán más agradables son aquellas naturales, como el algodón o lino, ya que te ayudarán a regular la temperatura. Si prefieres tapices más calentitos, entonces opta por el velvet o terciopelo.

Un sofá rosado con gran respaldo y cojines decorativos, al frente de una mesa de centro
Ver futones y sofás | SODIMAC

Siesta para dos

Si tu siesta ideal incluye a otra persona, entonces lo mejor será contar con un sofá más grande, que les permita sentirse cómodos y a gusto. En este caso, lo mejor serán aquellos en L, que tienen un sector más alargado, casi como una cama. Esta alternativa es perfecta para dormir después de ver una película o una serie.

Otra opción son los sofás seccionales, que puedes armar y desarmar según necesites. En su mayoría incluyen un asiento cuadrado que puedes mover y usar como apoya pies.

Un sofá seccional gris en un living
Ver seccionales | SODIMAC

La luz perfecta

Una de las características de la siesta ideal es que se lleva a cabo durante el día, es decir cuando aún hay luz natural. Por eso, ¡qué mejor que aprovechar el cálido sol de invierno!

Si te gusta esta idea, entonces sitúa tu sofá cerca de una ventana. No cierres las cortinas por completo, por el contrario, usa alternativas transparentes o más delgadas como los visillos, que te ayudarán a filtrar un poco la luz, sin perder esos agradables rayitos de sol.

Un sofá al lado de una ventana con cortinas de tela largas de color rosado
Ver cortinas y rollers | SODIMAC

Una poltrona o berger

Si eres un alma tradicional, entonces una poltrona o berger reclinable, con apoya pies, será el lugar perfecto para tu siesta ideal. Un mueble como este suele estar asociado a rincones acogedores, como aquellos junto a una chimenea o un sector de lectura.

Prefiere aquellos que tengan respaldo alto, y que cuenten con “orejas” a los costados que le proporcionen soporte extra a tu cabeza. Si no incluye apoya pies, complementa con un pouf grande, que mantenga tus piernas bien estiradas.

Dos poltronas o bergeres de color gris en el living abiertos para descansar
Ver futones y sofás | SODIMAC

Mantas calentitas

La siesta perfecta no está completa sin una manta que abrigue tu espalda y/o piernas. Para el invierno, te recomendamos aquellas más gruesas, como las de lana o pieles sintéticas que no sólo te mantendrán calentito sino también muy cómodo.

Sobre el diseño, las de estilo tartán o cuadrillé se verán increíbles, sobre todo si el resto de la decoración es clásica y tu sofá es de cuero. Para alternativas más modernas y minimalistas, puedes elegir aquellas lisas en colores neutros que combinarán con todo. Si quieres darle vida a tu rincón para dormir, entonces escoge patrones divertidos, como diseños geométricos o florales que no pasarán desapercibidos.

Una poltrona celeste al lado de mantas y pieceras de lana y telas de colores
Ver mantas y pieceras | SODIMAC

Cojines para acompañar

Si bien no todos usan cojines durante la siesta, lo cierto es que son un excelente complemento si necesitas apoyo extra para tu cabeza, piernas o incluso la espalda baja. ¡Vendrán muy bien si tu sofá o butaca es rígida!

Te recomendamos que pruebes con diferentes opciones para que veas cuál se adapta mejor a tus necesidades. Comienza por aquellos más pequeños ya que podrás manipularlos fácilmente. Por último, fíjate muy bien en que su funda sea suave y no esté hecha de materiales con relieves o aplicaciones, ya que podrán resultar algo incómodos.

Sofá de cuero de color rosado con un cojín decorativo peludo blanco
Ver cojines decorativos | SODIMAC

Suma una mesa de apoyo

A la hora de tu siesta ten a mano un tazón para que puedas disfrutar de tu té favorito antes de ella o una vez que despiertes. Para eso, será ideal que tengas cerca una mesa de apoyo donde puedas dejar todo lo necesario, incluida una lámpara, libros o un parlante por si quieres acompañar con algo de música.

Una mesa lateral al lado de un futón azul, ideal para posicionar objetos y libros
Ver mesas laterales | SODIMAC

Complementos finales

Mantén tu rincón de siesta organizado, con canastos, un baúl o caja de madera donde puedas dejar tu manta, cojines, calcetines o lo que necesites. De esta forma, siempre tendrás todo a mano. ¡No sólo serán muy útiles, sino que súper decorativos!

Un sillón blanco en un living con cuadros decorativos y tonos claros
Ver cajas y canastos decorativos | SODIMAC

Ya no hay excusas para hacer de tu siesta el momento perfecto de tu día. ¿Té gustaron estas ideas para una siesta ideal? Cuéntanos en los comentarios.

Selección de productos que te servirán a la hora de dormir la siesta perfecta, como sofás, pieceras y poltronas.
1-Cojín peludo / 2-Seccional 3 cuerpos azul / 3-Manta textura paprika / 4-Bergere gris / 5-Frazada soft / 6-Pouf wood capitoné / 7-Poltrona mostaza / 8-Set 3 canastos / 9-Cojín velvet turquesa / 10-Sofá aisea 3 cuerpos lino / 11-Mesa de centro blanca / 12-Sofá seccional beige / 13-Mesa auxiliar amarilla / 14-Bergere negro / 15-Lámpara de mesar rose / VER MUEBLES DE LIVING Y ESTAR | SODIMAC