Los apliqués de pared son una excelente forma de iluminar tu hogar con mucho estilo. Son perfectos para crear ambientes acogedores y súper cálidos, ideales para espacios pequeños y los puedes instalar, prácticamente, donde quieras. Por ejemplo, en la entrada de tu casa, junto a tu cama, en tu biblioteca, un pasillo o tu baño.

Eso sí, existen algunas reglas que debes considerar, ¡toma nota!

En la fotografía de ejemplo, dos apliqués de pared negros funcionan muy bien para iluminar la mesada
www.harmonyanddesign.com

1.- Un apliqué para cada necesidad

Lo primero que deberás considerar es qué uso le darás a tu apliqué de pared:

  • Apliqués tipo vela: Quizás te imagines los clásicos y algo anticuados apliqués con forma de vela, pero llamaremos así a todos los que incluyen una luz superior sin pantalla. Esta alternativa es perfecta si necesitas una luz general y homogénea; ideal para espacios amplios como el living o comedor.
  • Apliqués con pantalla de vidrio: Al igual que los tipo vela, serán perfectos para conseguir una iluminación homogénea, aunque algo más difusa y decorativa. Funcionarán muy bien en ambientes elegantes y clásicos, mejor aún si se instalan en muros oscuros.
  • Apliqués de brazos extensibles: Son los más funcionales de todos, ya que podrás dirigir la luz a tu antojo. Son perfectos para espacios de trabajo, lectura, o para instalar junto a tu cama. Podrás encontrar varias alternativas y jugar con los diseños.
  • Apliqués de muro con pantalla: Otra alternativa muy decorativa, serán perfectos para lograr una luz difusa y suave.
  • Apliqués de luces mixtas: Es decir, que proyectan la luz hacia arriba y hacia abajo. Quedarán muy bien en un pasillo o en lugares donde quieras destacar algo puntual, por ejemplo un cuadro.
En la imagen hay lámparas que ejemplifican cada uno de los tipos de apliqué: con pantalla de vidrio, de muro con pantalla, de luces mixtas, con brazos extensibles y tipo vela.
Ver apliques | SODIMAC

2.- El difusor o pantalla

El difusor o pantalla de tu apliqué no da lo mismo porque cada material filtrará la luz de manera diferente. Estas son algunas reglas que te ayudarán: 

  • Materiales para una buena difusión de la luz: Opta por las telas delgadas y el vidrio opaco o transparente.
  • Materiales para iluminación funcional: El metal es perfecto ya que proporcionará una luz dura y dirigida.
  • Materiales para luz decorativa: Aquí podrás jugar con tela, metal o vidrio. La clave está en sus estampados o diseño, que reflejen la luz de manera divertida, creando patrones o reflejos interesantes en el muro.
Este ejemplo de un apliqué con pantalla metálica sirve para iluminación funcional.
Ver apliques | SODIMAC

3.- Medidas de instalación

Otra regla que debes considerar es la altura a la que instalarás tus apliqués de muro. Todo dependerá del tipo de lámpara y su función:

  • La norma señala que para una habitación con una altura de techo estándar, el apliqué debe fijarse a 1,80 metros del suelo. Sin embargo, si es de diseño alargado, lo ideal será ubicarlo un poco más abajo, a 1,70 metros del suelo.
  • En el caso de los dormitorios, si usarás los apliqués a los lados de tu cama, lo ideal que vayan a 1.20 m. de altura.
Para una habitación con una altura de techo estándar, el apliqué debe fijarse a 1,80 metros del suelo. Para apliqués a los lados de la cama, deben colgarse a 1.20 m de altura.
Ver apliques | SODIMAC
  • Si utilizarás un apliqué de proyección, instálalo – al menos- a unos 40 centímetros del techo, para que así la luz pueda proyectarse y reflejarse bien en altura.
  • En ese sentido, no uses apliqués de proyección superior en habitaciones que tienen techos muy bajos, inferiores a 2 metros.
  • Si quieres usar un aplique de proyección para iluminar el techo de manera decorativa, instálalo a 2 metros del suelo, para que quede sobre el nivel de visión y así no resulte molesto.
  • En los baños se suelen ubicar dos, uno a cada lado del espejo, también a una altura de 1.80 metros.
En los baños se suelen ubicar dos, uno a cada lado del espejo, a una altura de 1.80 metros.
Ver apliques | SODIMAC
En el ejemplo, hay un apliqué instalado al lado del espejo. La altura debe ser de 1.80 m
www.abeautifulmess.com
  • En el caso de apliqués extensibles o con brazo, asegúrate de instalarlo a una altura de 1.50 metros para que sea cómodo moverlo. De todas maneras, esto dependerá del uso que le quieras dar. Por lo mismo, considera bien desde dónde lo vas a mover para que quede cómodo y funcional.
  • En el caso de los apliqués decorativos, no existen reglas definidas, ya que dependerán de lo que estés buscando. Innova y busca ubicaciones y opciones diferentes: más cerca del suelo, utilizar lámparas de suspensión en las que puedas poner una ampolleta con el cable enrollado, etc. 
Un apliqué a cada lado del espejo del recibidor.
www.homebunch.com

4.- Algunas consideraciones extra

  • Si quieres evitar que los cables queden a la vista, entonces prefiere apliqués de interior con el sistema eléctrico escondido. Si es que van conectados a la corriente, puedes recurrir a tubos o canaletas plásticas para taparlos, o elegir un tono de cable similar al del muro.
  • Ojo con instalar apliqués en las escaleras, sobre todo si proyectarán la luz hacia arriba, ya que pueden resultar muy molestos cuando las estés bajando.
  • Si buscas un apliqué para tu escritorio, la mejor opción será aquellos con reflector metálico.

 Ahora que ya tienes las claves para instalar tus próximos apliqués, te invitamos a ver la variedad de opciones que podrás encontrar en Sodimac. ¡Seguro hay uno para ti!

Regístrate en decolovers - el espacio de Sodimac para la decoración

Te puede interesar:

Claves para iluminar tu cocina, ¡como siempre has querido!