La luz natural es vital para conseguir ambientes acogedores y agradables, sin embargo, existen ocasiones en que las ventanas no existen o son muy pequeñas. ¿Qué hacer en estos casos? ¿Cómo hacer que no se note la falta de luz? Aquí te dejamos algunas claves y recursos para decorar un dormitorio oscuro. ¡Toma nota!

1. prefiere Colores claros

Los colores son claves para conseguir una mejor iluminación en un dormitorio oscuro. Es así como el blanco, y en general los tonos beige, grises o cualquiera que sea claro y suave, serán tu gran aliado. Puedes pintar los muros con esta paleta, pero además incluirla en muebles y ropa de cama.

Si quieres agregar algo de contraste, los colores tierra son ideales ya que sumarán calidez sin oscurecer el espacio.

Dormitorio con paredes blancas y alfombra con diseño en tonos tierra. La ropa de cama también es blanca, el respaldo y la base son de madera y hay algunas plantas en los veladores y una en el suelo.
Pinterest.com

2. Sí a los Muebles lisos y sencillos

En el caso de los muebles, lo mejor será elegir piezas de líneas sencillas y lisas, sobre todo las de mayor tamaño. El clóset, el respaldo de cama, o una poltrona son algunos ejemplos.

Esto no quita que puedas agregar elementos que destaquen o con personalidad, siempre y cuando sean de menor tamaño y de algún material que no sea tan pesado.

Cómoda de madera clara en un dormitorio. Sobre ella hay un florero con unas ramas verdes, una pila de libros, un marco de fotos y un adorno del mismo tono de la cómoda. En el muro cuelga un cuadro con marco negro. Delante de la cómoda hay una cama con cojines y cobertor blancos.
Studio-mcgee.com

3. Ojo con la lámpara de techo

La iluminación es vital a la hora de decorar un dormitorio oscuro. La lámpara de techo es muy importante, ya que debes asegurarte que ofrezca luz difusa en vez de una luz directa.

Para esto, las pantallas de papel o fibras naturales, con entramados que dejan pasar la luz en toda su extensión, son perfectas. Evita el uso de pantallas de materiales duros, como el metal.

Dormitorio de paredes verdes y techo blanco. La cama es de madera, el cobertor es del mismo color de las paredes y tiene además una manta blanca y un cojín en tonos tierra. A su lado hay un velador de madera, una planta y una cómoda de madera. Desde el techo cuelga una lámpara de fibras naturales del mismo tono de la cama y la cómoda.
Pinterest.com

4. Apliqués o focos empotrados

Los apliqués y focos son otro tipo de lámpara a la que puedes recurrir. Son ideales como complemento a la luz general, sobre todo si la habitación es pequeña, ya que no sacrificarás nada de espacio. Puedes usarla para crear un ambiente íntimo, o como luz de apoyo en el caso de instalarla cerca de la cama o un velador.

Detalle de una cama con respaldo de madera y capitoné beige. Cojines en tonos neutros y cobertor beige. A cada lado de la cama hay instalados dos focos negros.
Apliqués para interior | SODIMAC

5. ATRÉVETE CON Separadores de vidrio

Si tienes la posibilidad de hacer reformas mayores, una buena idea para decorar un dormitorio oscuro son los muros o puertas de vidrio. Será una excelente manera de aprovechar la luz que venga de otras habitaciones, además lograrás que la habitación se vea más amplia.

Las puertas de vidrio, mamparas o los cerramientos de cristal son algunas opciones que se verán increíbles.

Dormitorio separado de un living o sala de estar por un separador de vidrio con cuadrados de marco negro.
Housebeautiful.com

6. Espejos multifuncionales

Nada mejor que los espejos para multiplicar la luz. Puedes ubicarlos estratégicamente, cerca de la puerta, reflejando la ventana de otra habitación para que entren algunos rayos de sol. También ayudarán a que el espacio se vea más grande y amplio.

Otra opción son los muebles de acabados brillantes o cuadros enmarcados con cristal, combinados con los espejos, ¡se verán increíbles en tus muros!

Dormitorio de estilo clásico con una cama con respaldo de madera y tapiz beige, cojines en tonos crema y ropa de cama beige y blanca. A su lado hay un velador y junto a éste, un espejo de cuerpo completo con marco en color cobre y diseño clásico.
Espejos | SODIMAC

7. Materiales frescos y naturales

El mimbre, ratán o yute son las fibras perfectas para decorar un dormitorio oscuro, ya que son materiales cálidos, de tonos terrosos, pero en su mayoría claros.

Combinados con textiles en tonos suaves y telas ligeras crearán una combinación perfecta y equilibrada.

Detalle de un velador de madera con decoración dorada sobre él. Está junto a una cama con cojines y cobertor en tonos azulados y lila.
Muebles de dormitorio | SODIMAC

8. ¿Una falsa ventana?

Las ventajas de una ventana van más allá del ingreso de luz, también permiten que la habitación se mantenga fresca y ventilada. Para esto último, puedes recurrir a extractores de aire o ventiladores.

Pero ¿qué hacer con la iluminación? ¡Crear una falsa ventana! Necesitarás de un panel de luz en la pared, que luego puedes cubrir con un visillo o cortina delgada. Se verá igual que una ventana. Incluso hay modelos a los que puedes controlar la intensidad y temperatura de la luz.

Dormitorio con una cama con cojines de colores y cobertor con estampado con diseño azul, celeste, amarillo y beige. Hacia el fondo hay dos ventanas con visillos blancos que filtran la entrada de la luz.
Cortinas y rollers | SODIMAC

Una habitación oscura no tiene por qué ser un problema. Con estos trucos verás qué fácil es lograr una solución. ¿Qué te parecieron?

Regístrate en decolovers - el espacio de Sodimac para la decoración

Te puede interesar:

Ilumina tu casa este invierno con estos 11 trucos infalibles