Seguramente te has enojado o estresado cuando no tienes ropa limpia, entras a tu pieza y ves la cama deshecha, o abres el refrigerador y no hay nada para comer, y por lo tanto, tienes que encargarte del orden y limpieza de tu casa.

Y es que el desorden impide que puedas disfrutar de tu casa y, por lo tanto, de tu día a día. Eso es lo que intenta evitar el cleanfulness. Esta práctica busca que, mientras ordenas y la limpias, te sientas en calma y mejores tu calidad de vida.

Esto cobra aún mayor relevancia en estos últimos años en que hemos pasado más tiempo en casa, ya que la idea es disfrutar de tus espacios, convirtiendo el ritual de limpieza en un momento de alegría y relajación, tal como lo hacemos como con otras actividades.

Sala de estar con piso de madera y muros blancos. Sobre el piso hay una alfombra blanca y arriba de ella, una mesa de centro de estructura metálica y superficie de madera. Frente a ella hay un sofá gris estilo capitoné con una manta beige.
Living y sala de estar | SODIMAC

Cómo aplicar el cleanfulness

Si te interesó esta práctica, pero aún no sabes bien cómo llevarla a cabo, aquí te dejamos 8 claves para que comiences cuanto antes:

1. Establece rutinas según tu estilo de vida:

Tal como lo haces con tu trabajo o vida social, planifica los días de orden y limpieza, siempre respetando tus necesidades, y con objetivos realistas. Incluso puedes anotarlo en un calendario o pizarra para que no se te pase.

2. Divide el trabajo:

Si vives con más personas en casa, conversen y decidan quién hará qué labores, dependiendo de los gustos, habilidades y horarios de cada uno. La idea es que todos participen y disfruten de colaborar. ¡Es la casa de todos!

Detalle de un especiero con seis frascos al costado de una cocina empotrada. Sobre esta hay ollas de aluminio, manipuladas por una mujer.
Utensilios de cocina | SODIMAC

3. ENCIENDE tus sentidos:

Pon atención plena a cada actividad de orden y limpieza que realices, activando tus sentidos. Por ejemplo, tu olfato con aromas que te gusten o tus oídos con música que te haga feliz. 

4. No seas autoexigente:

Lo importante del cleanfulness es que disfrutes el proceso y que no se transforme en una tarea que te genere ansiedad. No es necesario que todo sea perfecto, sino que la hora de limpieza sea un momento de desconexión y paz.

Puedes ayudarte con utensilios de limpieza, que harán de ese momento, una tarea mucho más simple.

5. Ponte en movimiento:

Cuando estés barriendo, ordenando el clóset o cocinando, aprovecha la música para practicar tus mejores pasos del baile y disfrutar el mover tu cuerpo. ¡Más entretenido, imposible!

Dormitorio con un gran clóset de madera oscura, que tiene una de sus puertas abiertas, mostrando algunas camisas y una caja organizadora. Está frente a una cama con plumón beige con flores blancas y mantas en tonos neutros. Al alfombra del espacio es blanca..
Dormitorio | SODIMAC

6. Escoge productos adecuados:

Intenta escoger productos de limpieza lo más naturales posibles, que no añadan químicos tóxicos al ambiente y que finalmente entrarán a tu organismo por tus vías respiratorias.

Si no tienes otra opción, utiliza una mascarilla para protegerte mientras aplicas esos productos.

7. Usa la tecnología a tu favor:

Si hay alguna tarea doméstica que no disfrutes y existe una solución tecnológica que te pueda ayudar, entonces ¡recurre a ella! Hoy existen muchas alternativas, como limpiavidrios o aspiradoras robot, por ejemplo.

Aspiradora robot blanca en un living de pared azul marino. Está junto a un buffet de color turquesa con detalles dorados.
Aspiradoras robot | SODIMAC

8. Prémiate:

Luego de cada sesión de cleanfulness, date un gustito con alguna cosa rica para comer, un capítulo de tu serie favorita, un panorama entretenido o media hora de tu libro de cabecera. Vas a ver cómo algo tan simple, puede reducir el estrés de tus tareas de orden y limpieza.

12 contenedores plásticos, herméticos y transparentes con distintos alimentos en su interior, tales como: frutas, verduras, huevos y cereales. Está sobre un mesón de una cocina.
Conservadores y frascos | SODIMAC

Otras ideas que te pueden ayudar

  • La regla de los 20 minutos: Si aún no estás en el “mood” del cleanfulness o te cuesta trabajo llevarlo a cabo, puedes aplicar este método que consiste en 20 minutos de orden y limpieza, y 10 de descanso. De esta manera estarás mucho más focalizado.
  • Deshazte de lo que ya no usas: De esta manera aportarás mayor claridad, serán menos las cosas que debas poner en orden y terminarás antes con esas tareas.
  • Organiza los espacios: Mantener los espacios con un orden u organización establecida ayudará a que el momento de cleanfulness sea más efectivo, rápido y llevadero. Puedes ir de a poco: un día los cajones del clóset, otro día la despensa, luego los juegos de mesa y la vajilla.
Vista ampliada de un dormitorio de estilo boho chic, cuya cama tiene un plumón en tonos tierra y morados, cojines crema y manta café oscuro. Sobre el piso hay dos alfombras peludas blancas. Hacia el fondo hay una cómoda blanca con detalles de madera, un espejo redondo con marco dorado, una poltrona gris claro y un pouf color crema con patas de madera.
Dormitorio | SODIMAC

Las tareas de orden y limpieza nunca habían sido tan relajantes como ahora. Te invitamos a poner en práctica el cleanfulness y descubrir todos los beneficios que tiene para ti y tu hogar.

Regístrate en decolovers - el espacio de Sodimac para la decoración

Te puede interesar:

Cómo decorar y ordenar tus espacios para aliviar la ansiedad