Si hay un lugar en el mundo que debiese darnos tranquilidad, paz y, sobre todo, mantenernos sanos, es nuestro hogar. A eso apunta el biointeriorismo, una tendencia que mezcla el bienestar, la decoración y la naturaleza para lograr espacios que cuiden a las personas que los habitan.

Uno de los propósitos del biointeriorismo es revertir las situaciones que generan malestares físicos y emocionales en casa, como pueden ser los dolores de cabeza, alergias, insomnio o incluso estrés.

A través del diseño de interiores, busca convertir nuestro hogar en un espacio seguro, sano y, sobre todo, con el foco puesto en las personas.

Los 5 principios del biointeriorismo

Esta tendencia se basa en 5 principios básicos que debemos considerar, sí o sí, a la hora de ponerla en práctica:

  1. No gastar de más: el costo de los cambios, mejoras o reformas que se hagan en casa, debe ser competitivo y asequible.
  2. Bajo impacto medioambiental: Los proyectos que se realicen deben tener una baja huella ecológica.
  3. Ecosocial: Todos los cambios deben favorecer la calidad de vida de quienes habitan el hogar.
  4. Ahorro de energía: Que incorpore técnicas de eficiencia energética.
  5. Materiales y técnicas: Es fundamental trabajar con materiales que no dañen la salud, así como con técnicas de bioconstrucción.

Cómo poner en práctica el biointeriorismo

1. Sí (y mil veces sí) a la madera

Si hay un material estrella es la madera, en particular aquella natural y sin tratar (o tratada únicamente con aceites naturales). Su gran ventaja es que influye en la humedad relativa del espacio, ayudando a absorber sustancias nocivas y reduciendo el polvo.

2. El mobiliario

Como ya mencionamos, la madera es la favorita, no sólo para los elementos de construcción sino también para los muebles. Sin embargo, existen otros aspectos a considerar, como la funcionalidad del mobiliario, comodidad e incluso el diseño.

Prefiere piezas de buena calidad, que puedan durar muchos años. ¡Recuerda que menos es más!

3. Tratamiento de los materiales

Es importante poner atención a los acabados o tratamientos que se usan para los diferentes materiales. Prefiere los aceites o ceras naturales y evita aquellos de poliuretano, lacas o barnices que emiten sustancias tóxicas al ambiente.

Detalle de un mueble de living de madera y puertas de ratán. Sobre él hay dos jarrones y un adorno de coral. En la pared hay un cuadro en tonos neutros y una repisa de 2 niveles de madera. Sobre élla hay jarrones, livros, pocillos y una planta.
Pinterest.com

4. Tejidos naturales

Así como la madera, las fibras naturales son perfectas para el biointeriorismo. Muebles y complementos de bambú, mimbre, ratán o yute son ideales para darle un toque natural y fresco a los ambientes.

5. Piedras naturales

Las piedras naturales son otro must. Incorpora el mármol, granito o cuarzo no sólo en mesones de baño y cocina, sino también en el mobiliario, como mesas auxiliares o arrimos.

Además de aportar elegancia, son súper resistentes, así que te acompañarán por mucho tiempo.

Cocina de cerámicos y muros blancos, muebles de madera y cubierta de mármol.
Liliinwonderland.fr

6. Orden y limpieza

Nada sacas con tener los mejores materiales y los muebles perfectos si no te preocupas de mantener bien organizado, ordenado y, sobre todo, limpio. Esto último es muy importante, sobre todo si vives con bebés o niños, ya que la acumulación de polvo puede resultar extremadamente nociva para la salud.

Mantén una rutina de limpieza semanal, ojalá diaria, utilizando productos de limpieza ecológicos y biodegradables.

Escritorio de madera empotrado a un clóset gris. Frente a él hay una silla tipo eames blanca.
Galansobrini.es

7. Pon atención a la iluminación

Uno de los principios del biointeriorismo habla del ahorro de energía. Por eso, prefiere las luces LED que son más amigables con el medio ambiente y te ayudarán a mantener la cuenta de electricidad a raya.

Asimismo, pon atención a la temperatura de las luces; opta por aquellas de tonos más cálidos, sobre todo para la noche, ya que ayudarán a equilibrar tu ritmo circadiano, el cual influye directamente en un buen dormir.

Sala de estar de tonos neutros con un sofá de un cuerpo de formas curvas y un mueble tipo biblioteca que sostiene libros, revistas, jarrones, floreros, cuadros y velas. A su costado hay una lámpara de pie dorada.
Tanjavanhoogdalem.nl

8. Que tu casa huela bien

Los aromas agradables son otra de las claves del biointeriorismo. Para aquello, prefiere los aceites esenciales o velas naturales hechas de soja o cera de abeja. Además, incorpora plantas y flores que ayuden a refrescar y purificar el ambiente.

Un hogar más sano y feliz es posible gracias al biointeriorismo. Ahora que ya conoces esta tendencia, ¡te invitamos a que te sumes!

Regístrate en decolovers - el espacio de Sodimac para la decoración

Te puede interesar: