Somos fans de poltronas y sitiales, son una de nuestros muebles favoritos: no solo por las múltiples opciones que existen en cuanto a diseños, colores y materiales, sino también porque quedan muy bien en distintos espacios, como el living, el comedor o incluso el escritorio.

Si estás pensando en comprar una para darle un toque de comodidad y estilo a tu espacio, pero no sabes cuál es la más adecuada, acá te dejamos una guía con 4 claves para que hagas la elección correcta.

DÓNDE Y PARA QUÉ

¿Dónde estás pensando poner tu poltrona? Esta es la primera pregunta que debes responder, ya que de eso dependerá el estilo, estructura, material y tamaño.

  • Si es para tu living o dormitorio: querrás una poltrona que se vea armónica con el resto de la decoración, por lo que deberás poner ojo al diseño, la tela y su estética en general, además de la estructura. También deberá ser firme ya que estará en un lugar de alto tráfico, y será utilizada en uno de los centros neurálgicos de la casa.
  • Si es para la sala de televisión o un rincón de lectura: entonces deberás priorizar la comodidad, una buena postura y el confort. Puedes elegir las opciones reclinables y de telas suaves, con apoyabrazos que permitan el descanso y relajo.

Cada espacio requiere un modelo y estilo distinto, debes ser muy consciente del entorno donde ubicarás el mueble. Con esto resuelto, será casi imposible equivocarte en la elección.

Living con poltrona gris
Ver poltronas y sitiales | SODIMAC

Estilo y color

Existe una infinidad de opciones en cuanto el estilo de tu poltrona. Aquí es donde entra en juego tu gusto personal y decorativo.

Si eres más tradicional, están las clásicas butacas orejeras, de respaldo alto de estilo capitoné y apoyabrazos. Es una opción que queda muy bien en espacios amplios, ya que suele ser de grandes dimensiones.

¿Algo más relajado? Las poltronas de fibras naturales prometen darle frescura a tu habitación. Si bien tienen un toque vintage, puedes adaptarla a varios estilos dependiendo de los complementos que uses. Para hacerla más acogedora y cómoda, te recomendamos agregarle algunos cojines y una manta.

Poltrona de fibras naturales
Ver poltronas y sitiales | SODIMAC

Para un estilo industrial, las poltronas de eco cuero envejecido se verán perfectas en tu ambiente. Si a eso le sumas patas de madera, elevarás completamente su estilo, transformándola en una pieza súper elegante.

Sobre el color, si tu habitación está decorada con tonos neutros, tu poltrona puede ser un excelente punto de contraste.

TIP:

Complementa con textiles de un solo color, en tonos beige o gris si quieres suavizar el look, o en tonos verdes o azules si prefieres resaltarlo.

Poltrona de metal dorado
Ver sitiales y poltronas | SODIMAC

Para un toque de modernidad chic, hay modelos que que si bien se asemejan más a una silla, mantienen la forma baja y amplia de la poltrona. Aquí encontrarás muchas opciones, como las de cuerpo completamente metálico o de polipropileno, perfectas para darle un extra de diseño a tu living.

[Si quieres sacarle full partido al color que elijas, revisa este post donde te contamos cómo elegirlos de acuerdo a las emociones y estados de ánimo con que quieres conectarte]

Tamaño y proporciones

Un tercer punto muy importante es el tamaño. La poltrona o el sitial debe integrarse al espacio de forma armónica. Pon atención a los muebles que los acompañarán y asegúrate que tenga las dimensiones correctas para que no se vea excesivamente pequeña o excesivamente grande.

Para espacios pequeños>> Son una excelente opción, ya que ayudan a optimizar el espacio, por ejemplo, poniendo dos poltronas y ubicarlas una al lado de otra para reemplazar un sillón o sofá. También puedes combinarlos con poufs para crear un espacio aún más acogedor.

TIP:

Pueden ser del mismo diseño o similares, la clave está en buscar ciertas similitudes que armen un juego equilibrado, no solo entre ellas sino con el resto de la habitación.

Living con poltronas
Ver poltronas y sitiales | SODIMAC

Si cuentas con varios metros cuadrados>>  Entonces una poltrona de gran tamaño como aquellas de estilo tradicional con respaldo alto y gran presencia, se verá perfecta. También las podrás combinar con banquetas o poufs grandes, que te ayudarán a conseguir una composición del espacio genial.

Revisa en Sodimac.com los distintos estilos de banquetas y poufs con los que puedes jugar>>

Poltrona vivaldi roja
Ver poltronas y sitiales | SODIMAC

TApiz liso o estampado

Finalmente, deberás elegir la textura y el motivo del tapiz que sea perfecto para tu espacio (y tu personalidad).

Sobre esto último, ¡ojo!, que no basta con que sea bonito o estético, sino también durable y de calidad, sobre todo si le darás un uso diario a tu poltrona.

En estos casos, asegúrate de preferir telas gruesas, ojalá lavables, que resistan el paso de niños y mascotas.

Las telas aterciopeladas también son una buena alternativa, sobre todo si quieres conseguir un look más elegante y retro, con aires de los años 50 o 60.

Poltrona velvet rosada
Ver poltronas y sitiales | SODIMAC

Usa colores intensos o tapices estampados para darle protagonismo si necesitas darle vida a tonos neutros. Por el contrario, si ya tienes bastante color en la habitación, elige una butaca en una paleta similar para que no desentone.

Poltrona en tonos crudos
Ver poltronas y sitiales | SODIMAC

Complementos: el punto extra

Si bien los complementos no son determinantes a la hora de elegir una poltrona, sí lo serán cuando esté instalada en tu casa.

  • Para hacerla mucho más cálida y acogedora usa cojines de telas suaves. Si la vas a poner en tu dormitorio, puedes llevarla al siguiente nivel con una manta, una pequeña alfombra o un reposa pies para descansar tus piernas.
  • Una mesa de apoyo también es un excelente complemento, te servirá para dejar tu taza, anteojos, el control remoto o una pequeña lámpara para leer.
Poltrona calipso
Ver poltronas y sitiales | SODIMAC

Las poltronas son una opción ideal para integrar en tu casa, además de ser súper cómodas, se verán muy decorativas. Ahora que ya tienes las claves para elegir una o para integrar mejor en la decoración una que ya tengas. ¿Te animas a probarlas?