Una de las cosas más importantes que debes considerar a la hora de decorar o renovar tu dormitorio, es el tamaño de la cama.

Porque claro, no solo será la pieza principal, sino que contar con un lugar de descanso adecuado, que facilite un buen dormir y un tránsito cómodo por el dormitorio, es vital.

Para ayudarte en esta tarea, creamos una guía práctica y muy concreta para que sepas cuál es el tamaño de cama que debes elegir según los metros cuadrados con que cuentas. ¡Así que toma tu huincha y sigue leyendo!

En la imagen se muestra un dormitorio con una cama grande, ubicada a centro de la pieza. La cama está cubierta por un plumón floreado en todos amarillos y lilas.
Ver muebles de dormitorio | SODIMAC

¿Qué tipos de camas existen?

Lo primero es saber qué variedad de camas existen en el mercado. Seguro habrás oído hablar de doble, queen o individual, pero es probable que no sepas exactamente sus medidas o dimensiones.

  • 1 plaza o single (individual): ideales para los niños o para que duerma una sola persona, ya que sus dimensiones son 0.90 m de ancho x  1.90 o 2.00 m de largo.
  • Plaza y media: miden 1.35 m de ancho x 1.90 o 2.00 m de largo.
  • Matrimonial queen (2 plazas): es la medida estándar en nuestro país. Ideal para parejas cuyas habitaciones no son muy grandes.  Mide 1,50 m de ancho x 2 m de largo.
  • King: es un poco más grande que la doble, así que suele ser más cómoda. Mide 1.80 m de ancho x 1.90 m de largo.
  • Super king: Finalmente, la opción más grande. Las camas Super King son perfectas para quienes buscan descansar cómodamente y cuentan con una habitación de grandes dimensiones. Miden 2 m de ancho x 2 m de largo.

La cama adecuada para ti

Qué cama elegir no sólo dependerá del dormitorio y de si es para una o dos personas. También es importante que consideres tu altura. Un buen descanso requiere que todo tu cuerpo esté apoyado en el colchón, de lo contrario podrías sufrir algunos problemas en la columna o articulaciones.

Por eso, lo ideal será que escojas un colchón que sea unos 10 a 15 centímetros más largo que tu estatura.

Esta imagen muestra una pieza mediana con una cama en la esquina. La cama está cubierta con un plumón en todos amarillos y plomos. También tiene una piecera de color amarilla.
Ver camas y colchones | SODIMAC

¿Dónde ubicar la cama en el dormitorio?

No da lo mismo dónde ubiques la cama, sobre todo si cuentas con espacio limitado. En el caso de las camas matrimoniales, queen o king, suelen ponerse al centro de la pieza, con la cabecera pegada al muro, procurando dejar un espacio de 70 cm a los costados y los pies.

En el caso de las camas individuales, lo mejor es ponerlas esquinadas, pegadas a dos paredes para optimizar el espacio de la habitación y dejar lugar para otros muebles como un ropero, escritorio o sector de juegos. Al igual que con las camas dobles, se recomienda un espacio mínimo de 70 cm a los lados y a los pies.

En la imagen se muestran dos dibujos: uno con una cama matrimonial, queen o king, ubicada al centro de la pieza. Y otro, con una cama individual, ubicada en un costado de la pieza.

Tu cama en relación a las ventanas

La regla más importante en cuanto a la ubicación de tu cama en relación a la ventana, es que no quede sobre ella. Esto, porque no habrá una aislación correcta en ese muro, no tendrás un acceso fácil a la ventana, no podrás agregar un cabecero, y finalmente -en algunos casos- puede resultar peligroso (sobre todo en dormitorios infantiles).

En la imagen se muestran dos dibujos de camas, una matrimonial y otra individual. En ambas la cabecera está ubicada al frente de la ventana.

Tu cama en relación a la puerta

Si bien no existen reglas tan estrictas sobre la posición de la cama respecto a la puerta, sí se recomienda que esté siempre hacia los pies y no la cabecera. Considera que el ancho de una puerta es de unos 72 cm. aproximadamente y por lo tanto deberás contar con ese espacio para que pueda abrirse correctamente.

En la imagen se muestran dos dibujos de camas, una matrimonial y otra individual. Ambas ubicadas con los pies frente a una puerta.

¿Y qué pasa con los clósets?

Si tienes closets:

  • Con puertas correderas, no tendrás que preocuparte por los metros cuadrados disponibles.
  • Si las puertas son abatibles, entonces tendrás que medir el ancho y asegurarte de dejar suficiente espacio entre la cama y el clóset para poder abrirlo cómodamente. Incluso, considera algunos centímetros extras para poder transitar con el ropero abierto.
En la imagen se ve una cama ubicada al lado de un closet de puertas abatibles. La cama está decorada en todos cremas, rosados y celestes.
Ver closets | SODIMAC

 Con estas medidas claras, estamos seguros que será mucho más fácil definir el tamaño de tu cama y su ubicación. ¿Ya sabes cuál elegir? Te invitamos a ver todas las opciones que tenemos en Sodimac.

Ir al registro para recibir el newsletter Decolovers

Te puede interesar:

Muebles organizadores de dormitorio ¡guarda con estilo!