¡Qué importante es dormir bien! Según una investigación desarrollada por la Universidad de Notre Dame, en Estados Unidos, un buen descanso ayuda a consolidar la memoria emocional selectiva, organiza la información relevante en tu cerebro y además afianza el aprendizaje. Por eso, es muy importante que tu dormitorio cuente con la iluminación adecuada que te permita alcanzar el máximo descanso y conseguir un sueño reparador.

Pero, ¿qué tipo de luz es la más adecuada? Tanto la intensidad, ubicación y el color son claves, así que toma nota, que aquí te dejamos algunos consejos.

¿Luz fría o cálida?

Para un buen descanso, opta por bombillas o ampolletas cuya luz se asemeje a la luz natural. Es este sentido, la mejor alternativa será la luz cálida, parecida a la del atardecer, lo cual le indicará a tu cerebro que ya está todo listo para relajarte y desconectarte de lo que haya pasado durante tu jornada. En términos concretos, lo ideal será usar una ampolleta de unos 2.800 grados Kelvin y de 50 lux para luz general y 200 lux en las cabeceras de camas.

La luz cálida transforma el ambiente en uno idóneo para relajarse y descansar.
Iluminación de Interior | SODIMAC

La luz general

Cuando hablamos de luz general, hablamos de aquella que va en el techo, comúnmente al medio de la habitación, sobre la cama. Es importante porque te proveerá de una iluminación homogénea, perfecta para realizar actividades diarias en tu dormitorio.

Aprovecha y úsala como elemento decorativo, con pantallas de diseño que aporten al look general del ambiente. Eso sí, ojo con el tamaño: debes buscar opciones que se ajusten a las dimensiones del espacio para no saturarlo visualmente.

Si tu dormitorio es pequeño, los focos empotrados o plafones son una excelente opción, ya que podrás instalarlos en diferentes puntos del cielo, sin sacrificar espacio alguno. ¡Se verán increíbles en ambientes modernos o urbanos!

La fuente de luz principal de tu dormitorio, como una lámpara colgante al medio de ésta, debe otorgar una iluminación homogénea para poder realizar todas las actividades, y al mismo tiempo combinar con la decoración de la habitación.
Lámparas colgantes y de techo | SODIMAC

Usa un dimmer

Agregar un dimmer en la iluminación de tu dormitorio será una gran idea. Si no sabes de qué hablamos, se trata de un atenuador de luz, un dispositivo que reemplaza al interruptor y que te permitirá regular la intensidad que entrega la lámpara. 

Es ideal no sólo para la luz general, sino también para las más pequeñas, ya que podrás generar un ambiente de descanso fácilmente. A medida que se acerque la hora de dormir, podrás ir bajando la intensidad de manera paulatina, hasta llegar a la oscuridad completa.

Atenúa la luz para crear un ambiente de relajo a la hora de dormir.
www.oliviarink.com

Aprovecha diferentes puntos de luz

No te quedes sólo con la luz general y la de tus veladores; tener varios puntos de luz te ayudará a generar atmósferas que inviten al relajo y descanso. Por ejemplo, puedes agregar focos que vayan en el muro, junto a las cabeceras, y que iluminen hacia el techo o suelo. Serán una linda opción indirecta, perfecta para leer o realizar actividades puntuales.

Otra alternativa es incorporar focos empotrados en el cielo, cerca de los clósets. De esta manera, podrás tener luz directa para ese sector, sin necesidad de iluminar toda la habitación… ¡perfecto si vives con tu pareja y se levantan en diferentes horarios!

Las lámparas de pie también son muy buena opción, sobre todo si quieres generar un espacio definido dentro del dormitorio, como una zona de meditación o lectura. 

Varios puntos de luz pueden generar atmósferas de relajo y descanso.
www.studio-mcgee.com

Luz que te oriente

Si sueles levantarte por las noches, nada mejor que agregar luces bajo la cama que te indiquen el camino. Al ser indirectas y tenues, no te encandilarán al prenderse. Puedes optar por alternativas led, recargables, que incluso se activan con el movimiento.

Si tienes hijos, también serán una excelente opción para ellos.

Poner luces bajo la cama o en el clóset puede ayudarte en caso de levantarte a la mitad de la noche.
www.pinterest.com

Dile adiós a las pantallas

Lo sabemos, es difícil. Sin embargo, la pantalla de tu celular, tablet o televisión emiten luz azul, la cual reduce la serotonina y altera los patrones de sueño. Por otro lado, te mantienen en estado de alerta, lo cual aumenta los estímulos, complicando aún más el descanso.

No puedo decirle “no” a la TV

Si a pesar de todo quieres tu televisor dentro del dormitorio, entonces procura siempre mantener una luz suave mientras esté encendido. Evita apagarlas todas, ya que el contraste entre el brillo de la pantalla y la oscuridad resultará agotador para tus ojos, haciendo que te cueste aún más conciliar el sueño.

Una buena opción para ello, y full tendencia por estos días, es agregar una tira de luces led detrás de la pantalla. Muchas de ellas se conectan al sistema de tu smart tv y cambian de color según lo que se esté proyectando. 

Instala una cinta de luces LED alrededor de tu pantalla, para un efecto vanguardista.
www.urbanoutfitters.com

Consejos de iluminación para tu dormitorio simples y fáciles de aplicar. No sólo se verán muy bien, ¡sino que te ayudarán a conseguir un buen dormir!

Ir al registro para recibir el newsletter Decolovers

Te puede interesar:

Muebles organizadores de dormitorio ¡guarda con estilo!