Un poquito de color por aquí, otro poquito por allá. Pequeños toques de pintura pueden marcar la diferencia en la decoración de tus espacios, sobre todo cuando no hay demasiado presupuesto o no puedes realizar grandes reformas (porque arriendas, por ejemplo). Es una buena alternativa cuando no sabes cómo decorar espacios pequeños.

Por eso, hoy te queremos mostrar 7 simples ideas a las que puedes recurrir para darle un nuevo aire a tus rincones o muebles. ¡Solo necesitas un poco de pintura, una brocha, y listo!

1. Interior de los muebles de cocina

Esta es una idea muy simple que alegrará y le dará vida a tu cocina. Aprovecha los estantes abiertos, idealmente los superiores, para agregarles color con un poco de pintura. Atrévete con tonos vibrantes como el turquesa, amarillo o rosa, aportarán mucha dimensión al espacio.

Otra buena idea es recurrir a stencils o plantillas, con las cuales podrás crear patrones, tal como si fuese un papel mural.

  • Intenta que el diseño o tono que elijas vaya con el resto de la decoración de tu cocina y con la vajilla o elementos que guardarás en el estante.
  • Recuerda que mantener la armonía y el equilibrio es súper importante, sobre todo para espacios con tanto movimiento como tu cocina.
Una cocina en que el meble y el fondo de las vitrinas están pintados del mismo color turquesa pastel.
www.hollandavenuehome.com

2. Un arco para destacar

Una sola vuelta por Pinterest y notarás que los arcos pintados son full tendencia. ¿De qué se trata? Simplemente pintar en el muro, puerta o ventana un arco sólido, idealmente en colores como el marrón o terracota, o en tonos mostazas o verdes. Perfecto además, si no sabes cómo decorar espacios pequeños.

Están muy asociados a una estética relajada y bohemia, y son perfectos para crear puntos focales que destaquen muebles o elementos arquitectónicos de la habitación.

Un comedor pequeño con un arco pintado en la pared que le da mucho estilo.
www.casavogue.globo.com

3. dale vide a los Cajones

Si tienes ganas de renovar un mueble o tu velador, pero no quieres un cambio tan drástico, ¿qué tal pintar los cajones? Puedes hacerlo por la parte interior, y que sea visible sólo cuando los abras. Será un toque divertido, sobre todo para espacios creativos como una oficina o para la pieza de los niños.

Atrévete con colores fuertes, se verán muy interesantes, ¡sobre todo en muebles antiguos!

Una cajonera con el fondo y los lados de los cajones están pintados, con color sólido y patrones.
www.raymondhom.com

4. Marcos de puertas y ventanas

Las puertas y ventanas no suelen recibir tanto amor decorativo, por esto, te invitamos a que los destaques con pintura. Si tienen marcos antiguos, haz que resalten con colores que vayan con el resto del espacio. Prefiere contrastes atrevidos, sobre todo si los muros son blancos. El negro o azul marino se verán muy bien y muy elegantes.

Si tus puertas y ventanas no tienen marco, esta alternativa te ayudará a conseguir una estética diferente y súper moderna. Perfecta tanto para espacios minimalistas y maximalistas. ¿Qué dices?

En un gran espacio abierto, los marcos de las puertas están pintados de un color verde brillante.
www.remodelista.com

5. Bordes de la puerta

Si te gustan las sorpresas, entonces olvida los marcos y dale un toque de color a los bordes internos de las puertas. Será un detalle muy divertido que podrás aplicar en toda tu casa. Incluso, cada habitación puede tener un color diferente.

Una idea muy simple y rápida, pero con muchísima personalidad.

En una habitación con paredes y puerta de color blanco, el borde interior de ésta última está pintado de un color rojo brillante.
www.design-milk.com

6. Las patas de los muebles

Otra forma rápida y económica de renovar tus muebles es pintando sus patas. Aprovecha, sobre todo, aquellas alargadas, que te darán más superficie para jugar con colores o formas.

El diseño lo eliges tú. Puedes:

  • Pintarlas completamente.
  • Elegir dos colores y hacerlo por bloques.
  • Sólo aplicarlo en la parte más baja.

Cualquiera sea tu elección, esta simple idea hará que el mueble destaque y se vea más alto, ya que lo despegarás visualmente del suelo. ¡Perfecto para espacios pequeños!

Un escritorio de color negro tiene una parte de sus patas pintadas de color mostaza.
www.stylemepretty.com

7. Dentro de una vitrina

Las vitrinas son el lugar ideal para agrega un toque de pintura, ya que el vidrio de las puertas dejará ver todo lo que pase dentro. Dependiendo de lo que guardes en ella es el color que puedes usar. Por ejemplo, si es una colección de vajilla antigua, un color neutro y elegante como el palo rosa se verá muy interesante. Si son libros, puedes crear una paleta divertida con los diferentes colores de las portadas y el fondo del mueble.

En una vitrina para poner vajilla, la pared del fondo es de color rosado, que combina con el menaje.
www.anittabehrendt.dk

7 divertidas maneras de utilizar pintura en tus rincones y muebles. Ideas fáciles y rápidas que podrás llevar a cabo ya mismo y te servirán a la hora de decorar espacios pequeños ¿Cuál te gustó más?